Cuáles son los mejores alimentos durante el embarazo?

Para un embarazo saludable, es muy importante tener una dieta correcta y equilibrada, evitando problemas graves como la diabetes gestacional. A continuación les contaremos cómo debe ser la adecuada nutrición de la madre durante el embarazo e incluso durante la lactancia.

e1

El embarazo no es un momento para dietas restrictivas y para pensar en perder peso. Por otro lado, esto no significa que se deba comer en exceso o “comer por dos”. La pérdida o exceso de peso en esta etapa pueden hacer daño tanto a la salud del niño como a la de la madre, como el desarrollo de la diabetes gestacional.

El aumento de peso adecuado en el primer trimestre del embarazo es de 1,5 a 2,0 kg. A partir de esta etapa, se recomienda una ganancia adicional de 1,5 a 2,0 kg por mes para llegar al final del embarazo con 7,0 a 15,0 kg más como máximo.

e2

Los nueve meses de embarazo requieren una dieta equilibrada con todos los grupos de alimentos, lo que no significa atracón de comida. Sin embargo, en ciertos momentos, el consumo de ciertos nutrientes debe ser fortalecido.

Esa vieja historia que uno debe comer por dos durante el embarazo es totalmente equivocada. El secreto está en la elección de los alimentos que deben consumirse adecuados en cada etapa del embarazo para asegurar la salud del bebé y de la madre embarazada.

PRIMER TRIMESTRE

El ácido fólico (vitamina B9 o) – es el nutriente más utilizado por mujeres embarazadas y recomendado por los médicos. Y no es de extrañar. Su ingesta previene defectos en la formación del tubo neural del feto (estructura que da lugar al cerebro y a la médula espinal). Sin embargo, gran parte de los ginecólogos y obstetras recomiendan que las mujeres que deseen quedar embarazadas ya comienzan a tomar vitamina B9 al menos tres meses antes de la concepción.

SEGUNDO TRIMESTRE

La vitamina C, favorece la formación de colágeno, que constituye la piel, los vasos sanguíneos, los huesos y los cartílagos, aumentando la absorción de hierro y fortaleciendo el sistema inmunológico.

Magnesio, favorece la formación y el crecimiento de los tejidos del cuerpo.

Vitamina B6, es importante para el crecimiento y el aumento de peso del feto, y ayuda en la prevención de la depresión postparto.

Hierro, es esencial en la producción de hemoglobina, la proteína responsable del transporte de oxígeno en la sangre. También previene la anemia que puede afectar tanto al bebé como a la madre.

TERCER TRIMESTRE

Calcio, debido a su papel en la formación de hueso del bebé. Su deficiencia puede causar caries en los dientes, calambres y uñas quebradizas. El calcio tiene otra función noble: ayudar a la producción de leche después del parto. También ayuda en el proceso de coagulación de la sangre y en el buen mantenimiento de la presión sanguínea, los latidos cardíacos y las contracciones de los músculos. Sin embargo, vale la pena un consejo: se debe evitar el consumo de fuentes de hierro y de calcio juntos, como la carne y la leche, ya que una dificulta la absorción de la otra.

Otros aportes esenciales:

Los hidratos de carbono: proporcionan la energía para el cuerpo de la mujer y el desarrollo del bebé.

Fósforo: favorece en la formación de brotes dentales y en el esqueleto fetol. Fuentes: carnes magras y productos lácteos. Se encuentra en la carne, frijoles, productos lácteos;

La vitamina D: es esencial para la fijación del calcio en los huesos. Se encuentra en la leche fortificada, la mantequilla, los huevos y el hígado;

Los lípidos (grasas): esenciales para la formación del sistema nervioso central. Fuentes: carne, productos lácteos, aguacates, aceite de oliva y salmón, entre otros;

e4

Déjanos tu comentario!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *