Remedios caseros para la Cirrosis Hepática

La cirrosis del hígado es una enfermedad crónica que se produce como resultado del daño al hígado durante varios años. Es una enfermedad progresiva en la que se destruye el tejido sano del hígado y se sustituye por tejido cicatricial, lo que resulta en un mal funcionamiento del hígado. Las principales causas de la cirrosis del hígado son de larga data el abuso del alcohol, el hígado graso asociada a la obesidad y la diabetes, y el virus de la hepatitis B y C. A continuación les dejaremos algunos consejos para evitar esta enfermedad.

cirrhosis2

 

La cirrosis hepática es una enfermedad que no tiene cura, aunque el daño es irreversible, se puede evitar que el hígado se siga dañando. La cirrosis se produce por una variedad de causas que llevan a la insufiencia hepática, entre las causas, aunque no siemore, es el excesivo consumo de alcohol. Los pacientes pueden tener primeros síntomas como fatiga, debilidad y pérdida de peso. Luego se provoca ictericia, hemorragias gastrointestinales , hinchazón  gastrointestinal y confusión. Si el caso es muy avanzado a veces requiere un transplante de hígado. Por eso podemos recurrir a ciertos remedios naturales , no invasivos, que ayudarán a controlar a la cirrosis.

Dejar de beber es mejor para la Cirrosis

 

alcohol

Dejar de beber alcohol por completo, incluso si su cirrosis no es causada por el alcohol. El alcohol daña las células del hígado, con lo que su condición empeore. Abstenerse de beber alcohol puede ayudar a detener la progresión de la enfermedad. Dejar de alcohol también se recomienda para la enfermedad del hígado graso inducida por el alcohol y la hepatitis alcohólica.

A través de un estudio de 2009 realizado por la Universidad de Southampton los  investigadores determinaron la importancia de la abstinencia de alcohol como un factor importante que determina la supervivencia, incluso en casos de severas cirrosis relacionadsa con el alcohol. Para evitar complicaciones relacionadas con la retirada, lo mejor es dejar de beber con ayuda profesional bajo supervisión médica.

Cardo de Leche remedio casero contra la cirrosis

cardo-negro

El cardo de leche es otro remedio útil para la cirrosis. A pesar de que no vayan a revertir el daño hepático existente,  puede ayudar a proteger contra el daño adicional. Contiene un ingrediente activo llamado silibinina con fuertes propiedades antioxidantes y desintoxicantes y efectos hepatoprotectores. Investigaciones preliminares indican que esta hierba puede ser útil para las personas con enfermedad hepática relacionada con el alcohol, pero aún se necesita más investigación. El cardo de leche se encuentra disponible en forma de suplemento como extracto líquido, cápsulas y tintura. Consulte a su médico para obtener la dosis adecuada y la idoneidad para su condición.

El cardo de leche puede no ser adecuado para aquellos que sufren de complicaciones como la hemorragia por varices o ascitis debido a la cirrosis. Tampoco se recomienda para las personas con antecedentes de condiciones hormonales.

Las semillas de papaya remedio casero contra la cirrosis

99515296

Según el Ayurveda, semillas de papaya puede ayudar en el tratamiento de la cirrosis del hígado, ayudando desintoxicación del hígado. Moler algunas semillas de papaya frescas para extraer 1 cucharada de jugo. Añadir 10 gotas de jugo de limón. Beber una o dos veces al día durante 1 mes.

Jugo de Eclipta contra la cirrosis

El jugo de todas las partes de la planta alba eclipta es útil en el tratamiento de problemas del hígado. El jugo de sus hojas, en particular, se utiliza para la cirrosis del hígado y hepatitis.

  • Extraer el jugo de las hojas de eclipta.
  • Mezcle 1 cucharadita de este jugo y miel cruda.
  • Consumir esta mezcla 3 veces al día durante un mes aproximadamente.

Raíz de Picrorhiza contra la cirrosis

Picrorhiza kurroa puede ser útil en el tratamiento de la cirrosis del hígado, especialmente cuando es causada por la hepatitis viral. Se reduce el estrés oxidativo, promueve la secreción de jugos biliares y mejora el funcionamiento del hígado. Además, estimula el apetito y actúa como un poderoso laxante.

Mezclar 1 cucharada de raíz en polvo de esta hierba y miel cruda.

Consumir 3 veces al día durante un mes aproximadamente.

Cuando se sufre de estreñimiento, mezcle el doble de la cantidad de esta hierba y miel y llevarlo junto con una taza de agua tibia 3 o 4 veces al día.

Schisandra contra la cirrosis

Esta hierba se utiliza en la medicina tradicional china para limpiar el hígado, proteger a las células del hígado de un daño mayor y ayudar a regenerar los tejidos del hígado. Los estudios han encontrado que puede ayudar a proteger contra el daño hepático relacionado con las drogas. En 2001, los investigadores chinos estudiaron los efectos de esta hierba se combina con la raíz de astrágalo y encontraron que la combinación efectivamente ayudó a mejorar la hipertensión portal en pacientes con cirrosis hepática.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *