Cabecear la pelota trae transtornos en el cerebro y en la memoria

Uno de los deportes más populares en todo el mundo es el fútbol, los jugadores son vistos como estrellas y en la mayoría de los casos reciben importantes sumas de dinero por su pericia en el manejo de la pelota. Pero a la larga los jugadores pueden llegar a padecer grabes consecuencias, según los datos publicados en una revista, podría depender del número de veces que le den a la pelota con la cabeza. Han investigado si hay algún tipo de relación entre golpear de cabeza la pelota y la presencia de evidencias subclínicas de daño cerebral traumático.

cabecearpelotas02

37 jugadores de fútbol amateurs participaron en este estudio, en el que se les pidió que llenara un cuestionario sobre la cantidad de golpes al balón que habían dado con la cabeza en los 12 meses previos al test, así como la historia de traumatismos previos. Todos los jugadores completaron una evaluación de las funciones cognitivas con una batería de test por ordenador y, a su vez, se les hicieron resonancias magnéticas con tensor de difusión, un método que deja analizar la estructura de las fibras de la sustancia blanca cerebral.

Los resultados finales demostraron que los futbolistas participantes en la investigación habían dado aproximadamente 432 golpes a la pelota con la cabeza durante el año anterior al estudio. El hecho de darle cabezazos a la pelota se relacionó con una menor anisotropía fraccional en zonas temporo-occipitales del cerebro, marcando alteraciones en la microestructura de la sustancia blanca cerebral. También este dato, se asoció con peores rendimientos en los test de memoria, más que nada al sobrepasar los 1800 golpes al año.

Por lo general hacer deporte es saludable, pero podría no estar exento de riesgos para la salud cognitiva. Cuídate y pero no olvides nunca de entrenar también tu cerebro.

Hasta pronto!!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.