Cada vez más cerca la vida artificial

Esto servirá para mejorar alimentos y medicamentos. Trabajaron científicos de varios países con  60 estudiantes.

Existen muebles, ropa, y comida de diseño, y ahora, se suma el “cromosoma de diseño”, un logro histórico y exquisito que lograron científicos de los Estados Unidos, Francia e Inglaterra con la colaboración de 60 estudiantes universitarios. Lo que hicieron fue fabricar un cromosoma de una célula compleja, y abrieron posibilidades con el fin de manipular aún más los microorganismos para mejorar la producción de medicamentos, alimentos y biocombustibles.

ADN

Es fue como si los científicos y los estudiantes hubieran estado jugado con Legos por computadora y en el laboratorio. Sintetizaron el primer cromosoma funcional de una levadura, así lo informaron en la revista Science. Esta publicación consideró que la biología sintética ha llegado al Monte Everest con el avance. Los investigadores y los estudiantes fueron capaces de diseñar el cromosoma de una célula compleja, que forma parte de la levadura   y además de los seres humanos o los animales. Están mucho más cerca de generar formas de vida simples.

En el año 2010 el popular científico y emprendedor Craig Venter había dado el zarpazo. Había sintetizado una célula de bacteria cuyo ADN poseía en lenguaje cifrado, una cita del escritor irlandés James Joyce, el nombre de Venter y el resto de su equipo, como así también direcciones de e-mail.

Pero, los científicos encabezados por Jef Boeke, director del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, en los Estados Unidos, fueron mucho más allá al trabajar con una célula compleja. “Nuestra investigación mueve la aguja de la biología sintética de la teoría a la realidad”, dijo Boeke en un comunicado. La biología sintética es una nueva disciplina que relaciona ingeniería, biología y química con la idea de modificar y utilizar organismos vivos como biomáquinas para que puedan desempeñar diversas funciones que no existen en la naturaleza.

“Este trabajo representa el paso más grande en un esfuerzo internacional para construir el genoma completo de una levadura sintética”, explicó Boeke. Una década atrás, otro genetista Ronald Davis había anticipado que el próximo paso en el área de la biología sintética sería crear un cromosoma artificial y luego ponerlo en una célula viva. Boeke pensó seriamente por qué alguien en la Tierra haría eso. Él sabía que era un proyecto costoso, pero al final lo logró. Mientras que la bacteria artificial le había costado a Venter 140 millones de dólares, Boeke despertó el interés de 60 estudiantes de carreras de grado que se anotaron en su curso cuyo nombre era “Construya un genoma”, y se comprometieron para crear el cromosoma artificial.

“Con este avance se conoce mejor el sistema de información que hace posible la vida”, dijo a Clarín el biólogo Federico Prada, director de la carreras de bioinformática y biotecnología de la Universidad Argentina de la Empresa, quien no participó en el estudio publicado en Science. Luego de la difusión del logro, Prada consideró que implicará un súper cambio. “Es como pasar de pescar con caña a pescar con red para hacer modificaciones en el genoma. Permitirá acelerar la evolución de las levaduras, y se aprovechará en la medicina, la agricultura y la remediación de problemas ambientales”.

Hasta pronto!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.