Hábitos compulsivos y TOC: Investigaciones

Un estudio demostró que el 25% de la población mundial se muerde o come las uñas, convirtiéndolo en una práctica muy común en la sociedad.

toc

El problema viene cuando se vuelve un hábito compulsivo lo que podría llevar a dañarnos o perjudicarnos física o psicológicamente.

Los hábitos compulsivos o TOC

hombre-deprimido

Morderse las uñas es uno de los tantos hábitos cotidianos en todas partes del mundo que por medio del stress, las preocupaciones o problemas, se pueden volver hábitos compulsivos perjudicando nuestra salud. Ya sea rascarse la piel, frotarse los ojos, tocarse el pelo o cualquier otro hábito podría volverse compulsivos, pudiendo afectar incluso la relación con las personas.

Estudio realizado sobre los hábitos compulsivos

Que-es-el-metodo-cientifico-3

La Universidad de Cambridge y su equipo de investigadores, llevo a cabo un nuevo estudio sobre estos hábitos compulsivos, el cual fue publicado en la famosísima revista American Journal of Psychiatry. Según estos estudios, un error en el llamado “encendido” del sistema que controla el cerebro podría ser la razón de los problemas en el trastorno obsesivo compulsivo denominado TOC, y dejando de lado las ideas de que los trastornos son la causa de obsesiones o preocupaciones de la persona.

Los investigadores realizaron una serie de escaneos cerebrales a 33 personas sin trastornos obsesivos compulsivos y 37 pacientes que si presentaban TOC. Después de estos estudios, llevaron a los pacientes a una prueba de respuestas de conductas, obteniendo que los pacientes que presentan TOC poseían menos capacidad para detener sus hábitos y al mismo tiempo poseían una actividad cerebral excesiva en la región del “encendido” del sistema de control del cerebro, el cual se encarga del control de nuestros hábitos debido a que regula la acción de nuestros movimientos.

Por esta razón los científicos determinan que las compulsiones pueden ser la causa de un mal comportamiento en el sistema de control del cerebro y que no solo se basan en trastornos obsesivos compulsivos, sino que para cualquier actividad habitual que realicemos de una manera descontrolada.

Conclusión de los coautores del trabajo

Descubra-los-beneficios-de-la-medicina-alternativa

Uno de los coautores de la investigación, Claire Gillan explica “No es sólo el TOC, hay una serie de comportamientos humanos que ahora se consideran ejemplos de compulsividad, incluido el abuso de drogas, el alcohol y los atracones. Lo que todos estos comportamientos tienen en común es la pérdida de control de arriba hacia abajo, tal vez debido a la falta de comunicación entre las regiones que controlan nuestro hábito y aquellos que, como la corteza prefrontal, que normalmente ayudan a controlar la conducta volitiva”.

Trevor Robbins también aclara que “Mientras que algunos hábitos pueden hacer nuestra vida más fácil, como la automatización del acto de la preparación del café por la mañana, otros van demasiado lejos y pueden tomar el control de nuestras vidas de una manera mucho más insidiosa con la formación de nuestras preferencias, creencias, y en el caso del TOC , incluso nuestros temores. Tales condiciones están entre las más difíciles de tratar, ya sea por la terapia de comportamiento cognitivo o por las drogas”.

Esta investigación revoluciono el mundo de la ciencia y demostró que nada está dicho aún. Debido a que numerosos tratamientos que buscaban solucionar o tratar estos trastornos, ahora saben donde esta la raíz del problema para lograr encontrar una solución eficaz que ayude a estas personas que las presentan. Además que esto no solo afectan a las personas con TOC sino a cualquier persona que presente hábitos compulsivos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.